Estudiantes latinoamericanos se manifiestan contra las represalias y amenazas recibidas durante la pandemia

Aula Abierta y la Red Latinoamericana de Universitarios por la Libertad Académica presentan un manifiesto en contra de las represalias, amenazas, criminalización, asedio y discriminación que recibieron los docentes, investigadores y estudiantes de América Latina durante la pandemia por COVID-19.

Las organizaciones de la sociedad civil, centros universitarios de derechos humanos y movimientos estudiantiles que conforman la Red manifiestan que los Estados cometen estas prácticas violentas que atentan contra la libertad académica y la autonomía universitaria, las cuales ponen en riesgo la integridad personal de los universitarios. 

“La criminalización de la protesta contra universitarios se repite lamentablemente a lo largo y ancho de la región, a través de represalias ejercidas por fuerzas policiales, militares y en algunos casos paraestatales contra la protesta universitaria”, señalan sobre la violación a derechos como la vida, integridad personal, expresión, asociación y reunión pacífica.

También, expresan su preocupación sobre prácticas de discriminación por motivos políticos contra la dirigencia estudiantil universitaria por expresar críticas a la gestión gubernamental y sobre los patrones de reducción presupuestaria al sector educativo.

En el enunciado del documento público condenan la proliferación de las restricciones que limitan el ejercicio de la libertad académica y el goce de una educación de calidad.

Este condicionamiento genera un efecto inhibidor sobre el derecho de los universitarios de producir conocimiento científico, así como de participar de forma activa en la discusión de los asuntos públicos.

El manifiesto fue compartido públicamente por primera vez el 26 de mayo en el cierre de la “Conferencia internacional online por la libertad académica: hacia la creación de estándares internacionales”, donde diversos estudiantes de Latinoamérica pudieron expresar las vivencias de cada país en torno al tema y se unieron para ratificar lo narrado en dicho comunicado.

Gobiernos menoscaban la autonomía universitaria

Aula Abierta ha documentado cómo los Estados de Venezuela, Colombia, México, Nicaragua, Cuba, Bolivia y otros países del continente americano han acentuado sus prácticas discriminatorias, asfixia presupuestaria y represalias hacia universitarios durante la pandemia.

Casos como el de Colombia y Venezuela han alzado las preocupaciones de órganos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pues universitarios de ambos países han sufrido diversas violaciones a sus derechos humanos que incluyen muerte en protestas, represión, persecución, acoso y censura.

Incluso, como el de Costa Rica, donde la Asamblea Legislativa aprobó la moción 279 del proyecto de Ley Marco sobre Empleo Público que estaría violentando la autonomía financiera de las universidades autónomas. 

La Universidad Nacional (UNA) de Costa Rica emitió un comunicado calificando que la aprobación “aniquila” la autonomía universitaria, por tratarse de una acción inconstitucional. 

Esta acción de quiebre a la autonomía también es evidente en Venezuela, no solo por decisiones inconstitucionales, sino por una sistemática reducción financiera que ha dejado a sus casas de estudios superior en un deterioro y por el ataque directo a universitarios con el propósito de silenciar voces.

Las universidades de Ecuador y Panamá también han recibido recortes presupuestarios. En Ecuador, afectó a 32 universidades y escuelas politécnicas, con una reducción del 10% del presupuesto total asignado, que representan un poco más de 98 millones de dólares (USD). 

A continuación puede leer el manifiesto emitido por Aula Abierta y la Red Latinoamericana de Universitarios por la Libertad Académica:

COMUNICADO: RED LATINOAMERICANA DE UNIVERSITARIOS POR LA LIBERTAD ACADÉMICA RECHAZA RESTRICCIONES Y REPRESALIAS CONTRA LOS UNIVERSITARIOS LATINOAMERICANOS DURANTE LA PANDEMIA DE COVID-19.

Organizaciones de la sociedad civil, centros universitarios de derechos humanos y movimientos estudiantiles que conformamos la Red Latinoamericana de Universitarios por la Libertad Académica expresamos nuestra profunda preocupación ante las violaciones a la libertad académica y la autonomía universitaria, así como los riesgos a la integridad personal de los universitarios que se ha registrado en los distintas continentes del mundo, particularmente en el continente americano y se han acentuado en el marco de la pandemia de COVID-19, generando un contexto restrictivo en el que la libertad del pensamiento y el derecho a una educación de calidad se han visto condicionados. 

Históricamente, los universitarios, al ser actores que promueven la conciencia crítica y la libertad de pensamiento en la sociedad, han sido blancos de ataque por los regímenes autoritarios. Sin embargo, las amenazas también ocurren en democracias, a través de prácticas contra los universitarios o la universidad para neutralizar el pensamiento crítico. En este sentido, se han documentado patrones de restricciones y represalias hacia los universitarios en distintos Estados de las Américas de manera preocupante, tales como prácticas de discriminación, criminalización de la protesta, amenazas, hostigamiento y otras formas de violencia.

La criminalización de la protesta contra universitarios se repite lamentablemente a lo largo y ancho de la región, a través de represalias ejercidas por fuerzas policiales, militares y en algunos casos paraestatales contra la protesta universitaria. Este tipo de patrones ha desencadenado incluso en asesinatos de estudiantes universitarios, lo cual inhibe a los universitarios del ejercicio de su voz crítica y de la libertad académica, a través de la violación de otros derechos como: vida, integridad personal, expresión, asociación y reunión pacífica.

Asimismo, se han presentado prácticas de discriminación por motivos políticos y asedio contra la dirigencia estudiantil universitaria por expresar sus opiniones políticas o críticas a la gestión gubernamental. En el marco de la pandemia de COVID-19, estos patrones se han reiterado en contra de académicos que han expresado sus opiniones científicas o que han publicado estudios cuestionando la eficacia de las políticas públicas implementadas por los Estados para el manejo de la pandemia.

Por otra parte, se observa con preocupación la persistencia de patrones reducción presupuestaria al sector de la educación superior y de la ciencia, tecnología e innovación, los cuales vulneran la autonomía universitaria y tienen un impacto negativo en el derecho a una educación de calidad. En el contexto de la crisis sanitaria mundial producto de la pandemia de COVID-19, estos patrones se han acentuado, pues los gobiernos de diversos Estados de la región fundamentaron sus decisiones en la crisis económica ocasionada a nivel mundial por la pandemia del coronavirus, sin embargo, no se trata de una situación que surge en el marco de la pandemia, sino de una tendencia implementada a lo largo de los años, evidenciando la falta de cumplimiento de la obligación de implementar todas las medidas necesarias para garantizar progresivamente la plena efectividad del derecho a la educación de calidad, como parte de los derechos económicos, sociales y culturales.

La labor de los universitarios resulta indispensable para las sociedades, sobre todo en contextos de crisis y emergencia, como puede ser la pandemia de COVID-19, pues permite a la ciudadanía contar con información calificada y basada en la ciencia para evaluar la gestión gubernamental. 

Desde Aula Abierta y la Red Latinoamericana de Universitarios por la Libertad Académica condenamos la proliferación de las restricciones y represalias mencionadas contra los universitarios en las Américas, las cuales limitan el ejercicio del derecho humano a la libertad académica, el goce de una educación de calidad y causa un el efecto inhibidor sobre el derecho de los universitarios de producir y buscar el conocimiento, así como participar de manera activa en la discusión de los asuntos públicos dentro de sus sociedades.  Solo mediante el respeto efectivo de la libertad académica las sociedades podrán gozar de una democracia plena y alcanzar el desarrollo.

Leer: Relatores, rectores, académicos y defensores de DDHH insisten en la necesidad de proteger la libertad académica


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *