Profesores universitarios venezolanos aspiran un salario superior a mil dólares

La secretaria de actas, memoria e información de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV), Keta Stephany, indicó que lo planteado a la Asamblea Nacional es de volver a ganar el salario que tenían en 2001, el cual era superior a los mil dólares.

“La aspiración que planteamos en el documento —carta emitida a la Asamblea Nacional— es volver al salario de 2001. Hicimos una conversión de bolívares a dólares (…) y llegamos a un salario para un instructor a tiempo completo de 1.334 y un titular de 2.630 dólares”, comentó Stephany en entrevista para Aula Abierta.

“En ese documento nosotros planteamos la restitución de nuestros derechos establecidos en las Normas de Homologación. El salario que estamos planteando es (…) un salario que ha perdido el 99% de su valor. Nosotros no tenemos salario, lo que tenemos representa el 1% de lo que teníamos en 2001”, señaló.

Stephany indicó que el salario de los profesores sufrió una curva exponencial de disminución, por ende, exigen que se reivindiqué el salario acordado de conformidad con las Normas de Homologación (NH) con la participación y acuerdo de FAPUV.

Según afirma el gremio docente en el documento que también fue consignado a las autoridades universitarias, desde el 2004 el gobierno incumple dichas normas, lo cual vulnera el artículo 13 de las NH que establece: “el ajuste salarial se hará cada dos años tomando en cuenta la variación del índice inflacionario de los dos años anteriores y la opinión de la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV)”.

A su vez, Stepany considera que llegar a ese presupuesto tomará su tiempo. “No creemos que de un día para otro vamos a pasar de 10 dólares a mil dólares, pero estamos diciendo que ese es el salario que nos corresponde y que nosotros tenemos que avanzar a esa remuneración”, manifestó.

Igualmente, comparó el salario que solicitan con el de otros países de América Latina. “No serían los salarios más altos en relación con América Latina, pero esos eran los salarios que teníamos en 2001”.

“Somos hoy quienes trabajamos en las universidades y en las escuelas quienes estamos garantizando el derecho a la educación porque lo hacemos como voluntariados, porque el salario no existe”, indicó Sthepany en Aula Abierta Radio.

Se espera restaurar los beneficios socioeconómicos

La FAPUV insiste en que se discuta y cumpla los beneficios socioeconómicos de carácter salarial y no salarial que tiene el profesorado, es decir, las prestaciones sociales, las primas por hijo y hogar, el apoyo a la educación básica y media de los hijos de los profesores, contribuciones para utilización de útiles y becas de estudios para los docentes.

Según Stephany, todos estos beneficios adicionales son derechos consagrados y que no tiene incidencia en el salario, por ende, esperan que el parlamento apruebe el presupuesto y el control de los recursos con justicia para la recuperación de los derechos laborales.

Acciones posteriores para exigir sus derechos

Stephany refirió durante el programa de radio de Aula Abierta que las 18 asociaciones de cada casa de estudios está reuniéndose vía internet para aplicar acciones que tengan un efecto nacional y visibilizar las violaciones del Ejecutivo Nacional en contra de la libertad de expresión y reunión pacifica de los sindicatos.

“La demostración de que en Venezuela no existe la libertad sindical es en el segundo informe de la Organización Internacional del Trabajo (OTI), que constató todas las denuncias que venimos haciendo que incluye ataques a los dirigentes como a Rubén González”, quien está privado de libertad.

“La política que tiene el Ejecutivo es de liquidación de las organizaciones sociales. Ellos quieren quitar a los que hoy puedan pensar por su cuenta y poner a gente que funcione a los propósitos del Ejecutivo Nacional”, denunció la secretaria de actas, memoria e información de la FAPUV.

Véase la carta emitida por la FAPUV ante la Asamblea Nacional aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *