Comunidad universitaria latinoamericana denuncia parcialización política en el CLAE

El pasado 20 de mayo inició en Caracas, Venezuela, el 18avo Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes (CLAE) llevado a cabo por la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE).

Dicho evento pretende “reforzar las posiciones antiimperialistas de los estudiantes del continente y las posiciones políticas ante la arremetida de la derecha y de los Gobiernos neoliberales”, tal como lo indicó la presidenta de la plataforma estudiantil, Mirthia Julia Brossard al medio digital Xinhua Español, en un claro síntoma de falta de pensamiento plural el cual es propio de un espacio de universitarios.

En el evento participan representantes estudiantiles de países de América Latina y el Caribe, entre ellas Nicaragua y Cuba, cuya legitimidad de representación ha sido cuestionada por actores del movimiento estudiantil latinoamericano. El estudiantado nicaragüense está representado en el evento por el Consejo Universitario de la Universidad Nacional (CUUN) y la Unión Nacional de Estudiantes Nicaraguenses (UNEN), organizaciones catalogadas como “pro gobierno” por parte del movimiento estudiantil nicaragüense Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia (CUDJ), expresión que agrupa a más de 10 movimientos estudiantiles que han liderado las protestas en Nicaragua.

En entrevista por el equipo de Aula Abierta Latinoamérica al miembro de la CUDJ, el dirigente estudiantil catalogó al CUUN y a la UNEN como “violadoras de los derechos estudiantiles, además de ser cómplices y coparticipes de la represión vivida en Nicaragua durante y después del 18 de abril de 2018.”

En el medio de comunicación digital Juventud Rebelde, se reseña que en el desarrollo del evento se rindió tributo a Agusto César Sandino, “el General de hombres libres que fue un líder de la resistencia nicaragüense contra el ejército de ocupación estadounidense en Nicaragua en la primera mitad del siglo XX.” Lo anterior ratifica la declaración de la CUDJ cuando menciona que estos estudiantes no representan a la comunidad universitaria nicaragüense, sino que responden a los intereses de un gobierno que ha ejecutado políticas para violar de manera sistemática los derechos humanos, tal como lo ha establecido la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de forma reiterada en distintos informes y comunicados.

(VER: INFORME PRELIMINAR SOBRE CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA, IRRUPCIONES AL RECINTO UNIVERSITARIO Y PRÁCTICAS DE DISCRIMINACIÓN CONTRA LOS UNIVERSITARIOS EN VENEZUELA Y NICARAGUA. 2017-2018)

Por otra parte, resultan preocupantes las declaraciones de la presidenta de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE), Mirthia Julia Brossard, reseñadas por medio digital Xinhua Español, donde establece que la OCLAE tiene entre sus prioridades “luchar contra el imperialismo, el fascismo, el colonialismo, el neocolonialismo y la injusticia social; por una educación inclusiva, gratuita y de calidad”, las cuales no son reflejo de los principios que caracterizan a los espacios universitarios contemplados en tratados internacionales de protección de derechos humanos, razón por la cual desde Aula Abierta manifestamos nuestra profunda preocupación por la generación de iniciativas con una clara parcialización política en detrimento de los principios de pluralidad y democracia que debería reinar en estos encuentro de estudiantes universitarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *