Académicos venezolanos dijeron presente en congreso mundial sobre la Justicia Universal y la Responsabilidad de Proteger

El “Congreso Mundial sobre la Justicia Universal y la Responsabilidad de Proteger frente a los Crímenes de Lesa Humanidad”, contó con la presencia de Eurodiputados y parlamentarios de Europa y América Latina, pero también con destacados miembros y activistas académicos de Venezuela.  

Entre ellos, estuvieron el profesor David Gómez Gamboa, director de Aula Abierta y Coordinador de la Comisión de Derechos Humanos de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia; la Dra. Cecilia García Arocha, Rectora de la Universidad Central de Venezuela; y Diana Romero La Roche, decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia.

Prácticas y patrones violatorios de la libertad académica

Gómez Gamboa compartió algunas de las preocupaciones sobre la situación de la libertad académica en América Latina en el marco de la investigación y  monitoreo sobre las amenazas y restricciones contra los derechos humanos de los universitarios realizado por el Observatorio Latinoamericano de Libertad Académica de Aula Abierta.

El académico explicó que este monitoreo tiene relación directa con parte de los contenidos abordados por informes como el de la Misión de Determinación de Hechos de la ONU sobre Venezuela (septiembre 2020), referido a los graves indicios sobre la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en ese país; el informe producido por la Relatoría Especial  sobre Libertad de Expresión y Opinión de la ONU, presentado en octubre 2020 ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, sobre la relación de la libertad académica y la libertad de expresión; así como otros producidos por el Alto Comisionado de Derechos Humanos o la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). 

Entre las  prácticas y patrones violatorios a la libertad académica en Latinoamérica más importantes destacados por Gómez Gamboa están: 1. Retaliaciones contra académicos por difusión de información relacionada a la pandemia del Coronavirus. 2. Represalias contra universitarios en razón de sus trabajos académicos. 3. Ataques contra académicos que se han mostrado críticos en la discusión sobre asuntos públicos. 4. Criminalización de actores universitarios (profesores y estudiantes) por protestar. 5. Expulsión, despidos arbitrarios y otras retaliaciones como prácticas de discriminación por motivos políticos o por actividades de incidencia sobre derechos humanos. 6. Censura en la proyección y discusión de documentales en el ámbito universitario y auto-censura tras amenazas. 7. Violaciones indirectas a la libertad académica. 8. Restricciones contra la autonomía universitaria a través de la imposición de marcos normativos restrictivos. 9. Ataques y daños estructurales contra espacios universitarios. El doctor Gómez finalizó su exposición reiterando la importancia de la libertad académica para las democracias y el desarrollo.

En ese sentido, hizo un llamado a repensar la caracterización teórica sobre los regímenes populistas-autoritarios latinoamericanos de finales del siglo XX y principios del XXI sugiriendo que debe incluirse a los universitarios críticos como blancos usuales de los ataques de los gobiernos autoritarios, tal como ocurre con los periodistas críticos, los defensores de derechos humanos o los políticos de oposición.

Una deuda enorme

La rectora de la Universidad Central de Venezuela, Dra. Cecilia García Arocha presentó una ponencia titulada: “Universidades autónomas Latinoamericanas, una historia de lucha por la Democracia”, donde afirmó  que “las deudas humanas, académicas y políticas son enormes para las universidades autónomas de Latinoamérica”.

“La educación en todos los niveles es esencial para que los países superen sus grandes problemas. En Venezuela y Latinoamérica se ha luchado mucho por tener universidades autónomas”, expresó.

García Arocha considera que las universidades son importantes, pues “el pensamiento crítico en dictaduras forma hombre libres que lucharán por la democracia”.

En ese sentido, tocó el tema de Venezuela para asegurar que “con la llegada al poder de Hugo Chávez, en Venezuela comenzó un retroceso progresivo de la educación en todos sus niveles”.

“Nuestros estudiantes y comunidad han sido detenidos; muchos de ellos han sido víctimas de acciones crueles”, denunció. “Quienes creemos en la democracia y sus principios, elevamos nuestras voces para que los organismos internacionales luchen junto a nosotros para preservar la pluralidad, la tolerancia y la autonomía de nuestras instituciones”.

Finalizó con un mensaje esperanzador como rectora de una de las universidades más importantes de su país: “La Universidad Central de Venezuela cumplirá 300 años en diciembre dando lo mejor de sí para el país”.

La academia y la justicia universal

Diana Romero La Roche, decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad del Zulia, enfocó su ponencia en la justicia internacional y cómo la academia puede colaborar para mejorarla.

“El rol de la academia es muy importante, pero también es importante conocer sobre lo que es la justicia universal”, aclaró. “La justicia universal no es un tema fácil ni sencillo de discutir”.

“Para lograr la instauración definitiva y perfecta de la justicia universal, como medio para una sociedad justa y equilibrada, es importante el rol que la academia puede cumplir o que los académicos podemos cumplir”, argumentó. “¿Cómo podemos focalizar el rol de los académicos? En diferentes actividades, a través de estudios, investigación y seguimiento de la aplicación de los Estados en la jurisdicción internacional; haciendo importantes recomendaciones”.

“La academia puede ayudar a que nosotros logremos cada día un mayor equilibrio y respeto a los derechos humanos fundamentales, y respeto a la vida misma”, culminó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *