Cuatro universidades públicas de Costa Rica sufren recorte presupuestario de al menos 9,4%

Mural de Generales. Girasol. Universidad de Costa Rica

El Gobierno de Costa Rica y los rectores de las universidades públicas suscribieron un acuerdo mediante el cual, debido a la crisis económica que sufre el Estado por la pandemia COVID-19, fijaron en 35.000 millones de colones para el resto de 2020, el recorte al Fondo Especial para la Educación Superior (FEES) en gasto capital de infraestructura y equipamiento.

El FEES es el dinero del Estado que el Gobierno designa para financiar las universidades públicas pertenecientes al Consejo Nacional de Rectores (CONARE), conformado por la Universidad de Costa Rica (UCR), la Universidad Nacional (UNA), el Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC) y la Universidad Estatal a Distancia (UNED). La única excepción es la Universidad Técnica Nacional (UTN), la cual es financiada a través de Ley.

El Poder Ejecutivo planteó a las universidades públicas un recorte a sus presupuestos por un monto total de 65.000 millones de colones -equivalentes a USD 111.605.226,55- como parte de la reducción de un 1% del Producto Interno Bruto (aproximadamente 355.000 millones de colones) que planteará el Gobierno a la Asamblea Legislativa en el próximo presupuesto extraordinario. Todo esto, ante la crisis económica que presenta el Estado por la emergencia sanitaria y la disminución de los ingresos actuales producto del coronavirus.

Una violación a la Constitución

Según las declaraciones del Rector de la Universidad de Costa Rica, Carlos Araya, la aceptación de una reducción al presupuesto del FEES constituye una violación a lo establecido en el artículo 85 de la Constitución de la República.

“Nosotros como rectores y, en mi caso particular, cuando asumo la Rectoría de forma transitoria, juro defender la Constitución Política de la República y no podría firmar un documento que vaya en contra de eso”, añadió Araya al medio Seminario Universidad.

En julio de 2020, se convocó una sesión de la Comisión de Enlace, conformada por representantes de las universidades y del Gobierno, con el fin de negociar en torno a la referida propuesta de recorte. Tras varios días de negociaciones, suscribieron un acuerdo mediante el cual fijaron en 35.000 millones de colones -equivalentes a USD 60.095.121,99- el recorte al FEES.

Adicionalmente, las universidades públicas acordaron engrosar el fondo solidario que ofrecerán al Ejecutivo para la atención de la emergencia provocada por la pandemia del Covid-19, en un total de 13.000 millones de colones -equivalentes a USD 22.321.045,31-, de los cuales ya se había anunciado el traslado de 9.800 millones de colones -equivalentes a USD 16.826.634,15-, el 24 de mayo de 2020.

Sin embargo, según el acuerdo, las universidades quedan autorizadas para recuperar el referido aporte económico con el superávit libre, al establecer que: “El Ministerio de Hacienda mediante un Decreto Ejecutivo flexibilizará la utilización del superávit libre en las Universidades Públicas para el presente ejercicio económico y apoyará la gestión de sus modificaciones presupuestarias ante la Contraloría General de la República (…) En caso necesario las universidades gestionarán el levantamiento de la Regla Fiscal para poder utilizar el monto del superávit libre que ocupen para sustituir el aporte que están realizando en este acto”.

En el acuerdo suscrito participaron en representación de las universidades públicas, los rectores Carlos Araya de la UCR; Francisco González, de la UNA; Luis Paulino Méndez, del TEC; Rodrigo Arias, de la UNED; y Emmanuel González, de la UTN.

Por parte del Gobierno estuvieron presentes Silvia Lara, Viceministra de la Presidencia; Elian Villegas, Ministro de Hacienda; Paola Vega, Ministra de Ciencia y Tecnología y, Noel Cruz, representante estudiantil.

El Presidente del Consejo Nacional de Rectores (CONARE), Luis Paulino Méndez, manifestó que las universidades públicas mantienen su compromiso con el fortalecimiento de la permanencia de los estudiantes en el sistema educativo universitario estatal, según el medio Delfino.

Los representantes de las distintas universidades manifestaron que durante la pandemia han ejecutado gestiones con cargo a sus presupuestos institucionales para mantener la comunidad estudiantil y garantizar la continuidad de sus estudios, a través de becas e instrumentos tecnológicos y pedagógicos vitales para la formación profesional vía online.

Afectaciones de la reducción presupuestaria a la educación de calidad

El FEES 2020 fue negociado para un monto total de 512.781 millones de colones -equivalentes a USD 880.446.764,30-, por lo que, entre el recorte acordado en julio y los recursos trasladados por las universidades al Poder Ejecutivo para la atención de la pandemia de Covid-19, los recursos disponibles del FEES para utilizar en lo que resta de 2020 se han visto reducidos a 464.781 millones de colones -equivalentes a USD 798.030.597-, lo que representa un déficit de 9.4%.

Ante este recorte, el Rector de la Universidad de Costa Rica, Carlos Araya, manifestó que la UCR se vería afectada en inversiones en infraestructura y equipamiento como equipos de laboratorio, computación, instrumentos y licencias de software, lo cual implica una afectación al desarrollo del proceso educativo del estudiantado, que amerita el uso de estos instrumentos para su formación académica.

Pese a la reducción presupuestaria, el Rector de la UCR aseveró que se mantendrá el financiamiento al sistema de becas, salarios y nombramientos, así como el desarrollo de las sedes regionales.

Con esto, la educación de calidad es afectada, debido a que el Estado no avala una orientación al desarrollo de la personalidad humana, bajo el respeto de las libertades. Los estándares de calidad se encuentran en lo más mínimo porque no se garantiza el libre ejercicio del derecho a la libertad académica y a la autonomía universitaria.

Reducción presupuestaria es una constante en los últimos años

En agosto del 2019, el Ministerio de Hacienda presentó ante la Asamblea Legislativa el Proyecto de Presupuesto de la República, en el cual dispuso de 70.000 millones de colones -equivalentes a USD 120.190.243,98- establecidos en la Cláusula Quinta (Capítulo I) del acuerdo del FEES para el 2020, la cual indica que “las instituciones de Educación Superior Universitaria Estatal en su conjunto realizarán en el 2020 una inversión de capital estimada en ¢70.000 millones”, lo que constituyen una “transferencia de capital”.

Dicha decisión implicaba que estos recursos no se podrían utilizar en gastos corrientes, por ejemplo, becas, contratación de docentes, proyectos de investigación y acción social. Solo serían utilizados en infraestructura y equipamiento. Esto ocasiona a las universidades públicas enormes dificultades para ejecutar sus funciones normales y cumplir sus programas de fortalecimiento de la educación superior.

El desvío de 70.000 millones de colones en fondos del FEES, realizado de forma unilateral por parte del Ministerio de Hacienda, produciría afectaciones en las becas, regionalización, investigación, proyectos en comunidades y oferta académica, según un comunicado emitido por el CONARE.

El Dr. Henning Jensen Pennington, Rector de la UCR, expresó que “esta decisión del Ministerio de Hacienda define unilateralmente los destinos de una parte importante del FEES y violenta la independencia funcional de las universidades para tomar decisiones administrativas, según sus objetivos y programas. Además, pone en peligro su funcionamiento y vulnera en su totalidad la educación superior pública”.

Imágenes de la marcha en contra del recorte al FEES del 22 de octubre de 2019

Aula Abierta Latinoamérica reseña, de manera amplia, los hechos ocurridos en Costa Rica por el recorte de presupuesto en el informe preliminar Restricciones presupuestarias contra las universidades en Latinoamérica en el marco del COVID-19: Retos para la libertad academica, la autonomia universitaria y la educación de calidad – (2020).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *