Caso Jorge Cruz Batista: Otra violación a la libertad académica en Cuba

Jorge Enrique Cruz Batista, estudiante de arquitectura de la Universidad de Camagüey fue expulsado tras ser acusado de ser autor de carteles con mensajes en contra del Gobierno Nacional. El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) condenó la expulsión del estudiante por “motivos políticos” y estudia incluir dicha casa de estudios en el listado de organizaciones represivas.

En abril de 2019 la publicación independiente ‘‘La Hora de Cuba’’ reportó que Jorge Enrique Cruz Batista, quien cursaba tercer año de arquitectura, fue expulsado definitivamente de la Universidad de Camagüey “Ignacio Agramonte Loynaz’’, tras ser acusado por órganos de la Seguridad del Estado cubano de ser uno de los autores de los carteles con mensajes en contra del gobierno cubano que aparecieron en el mes de enero en la Facultad de Construcciones de la referida Universidad.

Según el reporte del periodista Henry Constantín Ferreiro, director de la ‘‘La Hora de Cuba’’, Cruz Batista contó a sus compañeros que fue interrogado por agentes del Ministerio del Interior en Villa María Luisa, denunciando que durante su detención los agentes lo amenazaron con mantenerlo detenido e incomunicado si no declaraba que él fue quien realizó los carteles y lo indujeron a confesar con la promesa de permitirle continuar con sus estudios.

De acuerdo con el medio antes citado, tras confesar sin posibilidad de una defensa apropiada Jorge Cruz Batista fue engañado, pues se le notificó de su expulsión definitiva de la Universidad de Camagüey. Por los referidos carteles en contra del gobierno nacional, un estudiante de ingeniería civil también fue sancionado con la imposibilidad de continuar sus estudios de manera presencial, es decir, solo podrá cursar materias a distancia.

La ‘’Hora de Cuba’’ estableció que “La discriminación por razones políticas sigue siendo ley en las universidades cubanas, que son gratis, porque no piden dinero para estudiar en ellas, pero son de las más caras del mundo, porque exigen lo más costoso, lo más humillante y más difícil de dar para un joven: sumisión”.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) se pronunció en contra de la expulsión, exigiendo la reincorporación de Jorge Enrique Cruz Batista.

“Es una violación a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en particular, los derechos a libertad de opinión y de expresión y el derecho a la educación’’, estableció el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH)

Del mismo modo, el OCDH estudia incluir a las universidades de Camagüey y Santa Clara en el listado de organizaciones represivas.

En Cuba la libertad académica se encuentra vulnerada desde hace varias décadas por diversas razones y son muy frecuentes los casos de profesores, autoridades, investigadores y estudiantes universitarios que son expulsados de las instituciones por razones como expresar ideas y opiniones críticas al gobierno y a la revolución cubana.

Entre esos casos, se encuentra  el de la estudiante de periodismo Karla Pérez González, que fue expulsada de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas por sus ideas políticas, caso que fue denunciado por Aula Abierta Latinoamérica en la Audiencia Regional sobre Libertad Académica del 171 periodo de sesiones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

En este sentido, la Universidad de Camagüey tiene un largo historial de expulsiones por motivos políticos, el OCDH indicó que antes del caso de Jorge Enrique Cruz Batista ocurrieron otras expulsiones como la del opositor Harold Cepero. También es frecuente que se interroguen o amenacen estudiantes por textos publicados en blogs y redes sociales.

Desde Aula Abierta manifestamos nuestro profundo rechazo y preocupación en relación con las expulsiones frecuentes de las Universidades cubanas, pues vulneran la libertad académica, el derecho a la educación y la libertad de expresión de los estudiantes cubanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *